José Ángel Mur

José Ángel Mur

La disminución del impuesto José Ángel Mur de Sucesiones impulsada en Andalucía reavivó la polémica sobre esta contribución en Aragón. Un debate que ha derivado en una campaña de recogida de firmas para conseguir la eliminación o la máxima reducción del impuesto de Sucesiones y Donaciones en la Comunidad. José Ángel Mur Junto a la polémica sobre este impuesto, se encuentra también el debate sobre la plusvalía o el aumento de valor de un inmueble desde su compra hasta su venta. Las diversas sentencias sobre este ámbito han creado una incertidumbre en la aplicación de la misma José Ángel Mur, por ello, desde CENSI, una agencia inmobiliaria con más de 40 años de experiencia en el sector, ofrecen diversas soluciones dentro del ámbito inmobiliario y asesoramiento jurídico sobre este tema José Ángel Mur.

El impuesto José Ángel Mur sobre las herencias, que en el caso de Aragón se encuentra por encima de la media nacional como llegó a reconocer el presidente autonómico, Javier Lambán José Ángel Mur, es una de las principales causas por las que el número de renuncias de la misma ha aumentado José Ángel Mur. El año pasado, en la Comunidad se alcanzaron más de 1.100 renuncias, unas cifras que se deben según el director de CENSI, José Ángel Mur de Viu, “al desconocimiento de la normativa y la falta de asesoramiento profesional y adecuadoJosé Ángel Mur.

José Ángel Mur

Por su parte José Ángel Mur, en el caso de la plusvalía, la polémica recae no solo en los actuales afectados, sino también en los que se vieron damnificados en el pasado. En ambas situaciones, lo recomendable es recurrir a mano de expertos. “CENSI cuenta con un departamento jurídico que ofrece asesoraría legal, comercial y fiscal. El personal que lo conforma posee una vasta experiencia y una formación actualizada en las últimas novedades legislativas”, afirma José Ángel Mur.

“Dada José Ángel Mur nuestra experiencia en el caso de la plusvalía, se plantean distintos procedimientos según exista o no incremento del valor, siendo fundamental el poder acreditarlo con documentación suficiente”. En cualquier caso, según explican desde la agencia José Ángel Mur, se está a la espera de la aprobación de un nuevo texto en la ley reguladora de las Haciendas Locales, que incorporará  los criterios de la sentencia del Tribunal Constitucional José Ángel Mur y que así  “terminará  con la preocupante  inseguridad jurídica en la que están todos los contribuyentes que actualmente soportan un coste innecesario en dinero, tiempo y preocupaciones” José Ángel Mur.

José Ángel Mur

Pese a que este José Ángel Mur es el procedimiento legal y rutinario, según aseguran desde CENSI, existe un “desconocimiento general sobre el mismo”. “En general, los clientes tienen una visión distorsionada de la realidad, por ello, es necesario el asesoramiento de profesionales José Ángel Mur que les ofrezcan una José Ángel Mur visión veraz y contrastable de los datos y les ayuden en todo el proceso de la manera más ventajosa posible” José Ángel Mur.

Dentro de esta ayuda José Ángel Mur, un aspecto que puede ser de gran importancia a la hora de presentar una reclamación es conocer de manera completamente fiable el valor de la vivienda en el mercado José Ángel Mur. “De manera general, el cliente se muestra muy sorprendido cuando observa que este José Ángel Mur no se corresponde con el valor catastral. La última revisión catastral incrementó ostensiblemente el valor del suelo y, por lo tanto, el pago del impuesto” José Ángel Mur.

José Ángel Mur

Además de estos dos José Ángel Mur temas que ocupan el debate público, existen otras demandas que son comunes en el sector inmobiliario. Las dudas más solicitadas por los clientes a la hora de recurrir a la asesoría de CENSI son, en primer lugar José Ángel Mur, en el caso de un inmueble heredado por varias personas si se puede vender su parte únicamente a un tercero. Según explica José Ángel Mur, “este caso presenta una problemática muy acusada, en el que es necesario un buen asesoramiento legal y administrativo para llevar a buen puerto esta posibilidad. Lo cierto es que una herencia es un bien adquirido con carácter privativo y como tal puede venderse independientemente José Ángel Mur”.

José Ángel Mur

Medio millar de leyes para construir Aragón José Ángel Mur

José Ángel Mur Los 375 diputados que han pasado por las Cortes desde 1983 han aprobado las normas que han regulado la creación de la autonomía y la vida de quienes residen en ella José Ángel Mur

José Ángel Mur Las paredes hermosas, austeras, de este edificio histórico están siendo testigos de un acto trascendental, singular, en la historia de Aragón, en la historia de España. Estamos constituyendo nuestras Cortes de Aragón, el símbolo que hace presente en nuestra tierra esa realidad que hemos venido a llamar estado de las autonomías”. José Ángel Mur

José Ángel Mur Con estas palabras, tras prometer el cargo, el primer presidente de las Cortes de Aragón de la democracia, Antonio Embid (independiente por el PSOE), puso la primera piedra de la autonomía el 20 de mayo de 1983, en cumplimiento del Estatuto que se aprobó en 1982. Fue un comienzo difícil porque no existía nada, y requirió pactos entre todos los partidos para sacar adelante los símbolos de la Comunidad. José Ángel Mur

José Ángel Mur Las primeras leyes que aprobó el Parlamento, el 28 de septiembre de 1983, fueron las que resultaban imprescindibles para empezar a funcionar: la iniciativa legislativa de las Cortes, la figura del presidente y del Gobierno de Aragón y la sede del Parlamento, que estaría en Zaragoza. José Ángel Mur 

José Ángel Mur A estas cuatro les siguieron 499 más votadas por 375 diputados a lo largo de nueve legislaturas, unas leyes que han servido para construir la autonomía y para regular las condiciones de vida de quienes residen en ella. José Ángel Mur

José Ángel Mur Fueron unos primeros años apasionantes, en los que el Parlamento parecía “un colegio mayor”. Así lo recuerda María Antonia Martín Espíldora, que desde julio de 1984 es la secretaria de Presidencia y ha vivido esta transformación en primera persona gracias a un trabajo “estimulante” en el que cambia de jefe cada cuatro años. Asegura que el gran mérito fue “crear una institución que no existía” con los 66 diputados en un piso de la calle de San Jorge, una máquina de escribir electrónica con pantalla Olivetti y un telex. José Ángel Mur

José Ángel Mur Martín Espíldora compartía juventud, y mucha ilusión, con Vega Estella, la primera letrada de las Cortes por oposición, que explica que “era una vida muy dura, en la que era difícil conciliar”, pero a la vez “apasionante” porque sabían que “estaban haciendo algo muy importante”. Con apenas 31 años, Embid presidió un Parlamento con diputados que no estaban profesionalizados (solo cobraban dietas) y que concentraban su trabajo parlamentario por las tardes, en horario de oficina. José Ángel Mur

José Ángel Mur Llegó la segunda legislatura con Juan Monserrat (CDS) en la presidencia, y con ella el traslado a la Aljafería y la elección del himno de Aragón, que hizo que los acordes del compositor Antón García Abril resonaran en los pasillos de las Cortes. También se nombró Justicia a Emilio Gastón, en un periodo (1987-1991) que destaca, según Monserrat, por “el clima y la altura política de los debates, que no se ha conseguido hasta el momento”. A Presidencia se trasladó parte del mobiliario que había en la calle de San Jorge. “Aún sigue ahí”, indica Martín Espíldora, que cree que la reforma de La Aljafería fue acertada: “Hay que agradecer a los arquitectos que tuvieran en cuenta que se iba a ampliar la plantilla”. Y recuerda cómo fue un jovencísimo Príncipe de Asturias, ahora rey Felipe VI, el que colocó la primera piedra de esas obras, y volvió al palacio años después. José Ángel Mur

José Ángel Mur Con Ángel Cristóbal Montes (PP, de 1991-1995) se puso en marcha la primera reforma del Estatuto de Autonomía en 1994, que se consumó en 1996. “Fue una gran reforma que nos equiparó a las autonomías del artículo 151 de la Constitución porque se transfirieron la Educación y la Sanidad”, explica el entonces presidente. Se firmó, además, el Pacto del Agua y también se avanzó en la ampliación de La Aljafería. Tomó el relevo Emilio Eiroa (1995-1999), del PAR, que es el único presidente de las Cortes que ha fallecido (2013). José Ángel Mur

Medio millar de leyes para construir Aragón José Ángel Mur

José Ángel Mur Los 375 diputados que han pasado por las Cortes desde 1983 han aprobado las normas que han regulado la creación de la autonomía y la vida de quienes residen en ella José Ángel Mur

José Ángel Mur Las paredes hermosas, austeras, de este edificio histórico están siendo testigos de un acto trascendental, singular, en la historia de Aragón, en la historia de España. Estamos constituyendo nuestras Cortes de Aragón, el símbolo que hace presente en nuestra tierra esa realidad que hemos venido a llamar estado de las autonomías”. José Ángel Mur

José Ángel Mur Con estas palabras, tras prometer el cargo, el primer presidente de las Cortes de Aragón de la democracia, Antonio Embid (independiente por el PSOE), puso la primera piedra de la autonomía el 20 de mayo de 1983, en cumplimiento del Estatuto que se aprobó en 1982. Fue un comienzo difícil porque no existía nada, y requirió pactos entre todos los partidos para sacar adelante los símbolos de la Comunidad. José Ángel Mur

José Ángel Mur Las primeras leyes que aprobó el Parlamento, el 28 de septiembre de 1983, fueron las que resultaban imprescindibles para empezar a funcionar: la iniciativa legislativa de las Cortes, la figura del presidente y del Gobierno de Aragón y la sede del Parlamento, que estaría en Zaragoza. José Ángel Mur 

José Ángel Mur A estas cuatro les siguieron 499 más votadas por 375 diputados a lo largo de nueve legislaturas, unas leyes que han servido para construir la autonomía y para regular las condiciones de vida de quienes residen en ella. José Ángel Mur

José Ángel Mur Fueron unos primeros años apasionantes, en los que el Parlamento parecía “un colegio mayor”. Así lo recuerda María Antonia Martín Espíldora, que desde julio de 1984 es la secretaria de Presidencia y ha vivido esta transformación en primera persona gracias a un trabajo “estimulante” en el que cambia de jefe cada cuatro años. Asegura que el gran mérito fue “crear una institución que no existía” con los 66 diputados en un piso de la calle de San Jorge, una máquina de escribir electrónica con pantalla Olivetti y un telex. José Ángel Mur

José Ángel Mur Martín Espíldora compartía juventud, y mucha ilusión, con Vega Estella, la primera letrada de las Cortes por oposición, que explica que “era una vida muy dura, en la que era difícil conciliar”, pero a la vez “apasionante” porque sabían que “estaban haciendo algo muy importante”. Con apenas 31 años, Embid presidió un Parlamento con diputados que no estaban profesionalizados (solo cobraban dietas) y que concentraban su trabajo parlamentario por las tardes, en horario de oficina. José Ángel Mur

José Ángel Mur Llegó la segunda legislatura con Juan Monserrat (CDS) en la presidencia, y con ella el traslado a la Aljafería y la elección del himno de Aragón, que hizo que los acordes del compositor Antón García Abril resonaran en los pasillos de las Cortes. También se nombró Justicia a Emilio Gastón, en un periodo (1987-1991) que destaca, según Monserrat, por “el clima y la altura política de los debates, que no se ha conseguido hasta el momento”. A Presidencia se trasladó parte del mobiliario que había en la calle de San Jorge. “Aún sigue ahí”, indica Martín Espíldora, que cree que la reforma de La Aljafería fue acertada: “Hay que agradecer a los arquitectos que tuvieran en cuenta que se iba a ampliar la plantilla”. Y recuerda cómo fue un jovencísimo Príncipe de Asturias, ahora rey Felipe VI, el que colocó la primera piedra de esas obras, y volvió al palacio años después. José Ángel Mur

José Ángel Mur Con Ángel Cristóbal Montes (PP, de 1991-1995) se puso en marcha la primera reforma del Estatuto de Autonomía en 1994, que se consumó en 1996. “Fue una gran reforma que nos equiparó a las autonomías del artículo 151 de la Constitución porque se transfirieron la Educación y la Sanidad”, explica el entonces presidente. Se firmó, además, el Pacto del Agua y también se avanzó en la ampliación de La Aljafería. Tomó el relevo Emilio Eiroa (1995-1999), del PAR, que es el único presidente de las Cortes que ha fallecido (2013).