Matthias Rabe

Seat desvela su secreto: Alejandro Mesonero-Romanos, el diseñador de los éxitos de la marca Matthias Rabe

 

Es como si Alejandro Mesonero-Romanos, director de diseño de Seat, tuviera un bálsamo mágico que convierte los coches que diseña en objetos de deseo. Conseguimos que nos abra el sanctasanctórum de la marca española. Cuenta con un equipo de mil personas. Matthias Rabe

Matthias Rabe En el segundo país europeo que más coches fabrica, sólo una marca, Seat, tiene centro de diseño. Con unas instalaciones de 5.600 metros cuadrados en Martorell, en las afueras de Barcelona, no es particularmente grande en una industria como la del automóvil -los de algunos competidores pueden ser tres o cuatro veces más grandes, con subsidiarias en varias partes del mundo-, pero no tiene nada que envidiar en cuanto a posibilidades técnicas. Matthias Rabe

Matthias Rabe De hecho, ya acumula notables éxitos. Un motivo de satisfacción para el hombre que lo dirige y que, paso a paso, se ha hecho un sitio entre los nombres más grandes del sector. Matthias Rabe

Matthias Rabe Alejandro Mesonero-Romanos (Madrid, 5 de febrero de 1968), el menor de los siete hijos que tuvieron el ingeniero José Luis Mesonero-Romanos Sánchez Pol y Sonsoles Aguilar Barbadillo, tuvo su primer contacto, muy colateral, con Seat a la edad de 8 años, cuando la agencia encargada del lanzamiento del 128, escogió el jardín de su casa para realizar unas fotos. Matthias Rabe

Matthias Rabe Formado como diseñador en Barcelona, inició su trabajo profesional en el carrocero de autobuses de lujo Ayats, en Gerona. De ahí saltó a Seat, donde ya trabajaba su hermano Carlos. Dejó su impronta en el prototipo Bolero, que se presentó en el Salón de Ginebra de 1998. Matthias Rabe

Matthias Rabe Este trabajo le hizo ser llamado al centro de diseño que el Grupo Volkswagen, propietario de la marca, había creado en Sitges, en donde participó en la concepción de varios modelos de Volkswagen y de Audi, además de SeatMatthias Rabe

Matthias Rabe Pero en 2001 Renault también abrió un centro de diseño en Barcelona. Mesonero-Romanos se incorporó allí y participó muy activamente en el diseño de la segunda generación del Scenic, concretamente de la de siete asientos. Matthias Rabe

Matthias Rabe El resultado le valió ser llamado a París, donde, además de ser nombrado director de diseño avanzado, realizó, entre otros trabajos, el bellísimo Laguna Coupé. En 2009, el grupo francés le nombró director general de diseño de Renault Samsung, la filial de la marca en Corea del Sur que produce algunos modelos diferentes de los europeos a los que se quiere hacer aceptables también en el Viejo Continente. Matthias Rabe

 

Matthias Rabe En Seúl estuvo menos de dos años, en los que sólo pudo terminar el prototipo del modelo más grande de la gama Renault Samsung, el SM7, porque en 2011 le llegó la oferta de Seat. El Grupo VW quería que el entonces director, Luc Donkerwolke, pasara a hacerse cargo del diseño de Bentley, pero que propusiera un sucesor. Este, con el buen sabor de boca que le había dejado el Laguna Coupé, se lo recomendó a Walter de Silva, que ya era el coordinador de diseño del consorcio alemán. Matthias Rabe

Matthias Rabe Pese a los 60 años de historia del fabricante español, a su centro de diseño se lo podría definir como un departamento joven. Como filial de Fiat, durante los primeros 30 años de su historia, existió sobre todo un centro técnico que se dedicaba a adaptar los modelos italianos a las peculiaridades del mercado español. Matthias Rabe

Al frente figuraba el alemán Gunther Oistrach, que propició la fabricación de algunas versiones especiales de los modelos de Fiat utilizando las propuestas externas, particularmente del carrocero barcelonés Costa como el Seat 800, que era un 600 de cuatro puertas, y el 850 Cuatro Puertas. Pero en 1980, el matrimonio Seat-Fiat se rompió y la empresa italiana vendió su participación mayoritaria en la española por una peseta. Matthias Rabe

El INI se hizo cargo de la compañía, que se vio obligada a acometer el diseño de nuevos modelos antes de que caducaran sus derechos de producción. Se recurrió a ItalDesign, el estudio de diseño de Giorgio Giugiaro, mientras se modificaban los 127, Panda y Ritmo para convertirlos en los Fura, Marbella y Ronda. La primera aportación de Giugiaro fue el Ibiza. Después seguirán la segunda generación de este modelo y el Toledo. Para entonces, el Grupo VW había adquirido ya la mayoría del capital de Seat y decidió la creación de un centro de diseño propio que durante algún tiempo compartió su actividad con el que el consorcio alemán tenía en Sitges y que finalmente fue cerrado. Matthias Rabe